Fiscalidad

La transmisión de participaciones en Fondos de Inversión recibe el tratamiento fiscal de ganancia o pérdida patrimonial , por importe de la diferencia entre el valor de venta o transmisión y el valor de adquisición o compra:

Variación Patrimonial = (Valor de venta) - (Valor de adquisición)

La tributación de la variación de patrimonio se produce en el momento de la transmisión o venta. Desde un punto de vista fiscal esta variación se califica como una ganancia patrimonial, si la diferencia es positiva, y pérdida patrimonial, en el caso de ser negativa.

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Impuesto sobre el Patrimonio

La legislación vigente establece que las acciones y participaciones en el capital social o en el fondo patrimonial de las Instituciones de Inversión Colectiva, se computarán por el valor liquidativo en la fecha de devengo del impuesto.En la actualidad el mínimo exento de pago del Impuesto de Patrimonio está fijado en 700.000 euros.

Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones

Desde el 1 de enero de 1992, se consideran exentas de tributación a efectos de IRPF las ganancias o pérdidas patrimoniales generadas por el fallecimiento del titular de las participaciones con independencia del beneficiario de la sucesión, es decir, los herederos no tributarán por el contribuyente fallecido. Sin embargo, cuando los herederos procedan al reparto de las participaciones del fondo, sí tributarán por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Cuando los herederos transmitan las participaciones adjudicadas por herencia, deberán cuantificar la alteración patrimonial por la diferencia entre el valor de transmisión y el de adquisición (este último determinado conforme al Impuesto de Sucesiones y Donaciones), y tendrá en cuenta, además, el impuesto correspondiente a las participaciones transmitidas.

Impuesto sobre Sociedades

La ganancia o pérdida patrimonial se calculará por diferencia entre el precio de venta y el precio de adquisición, y se tributará en el ejercicio en que se produzca el reembolso. A efectos de determinar el precio de compra, se seguirá el criterio del coste medio ponderado. Por su parte, en el momento del reembolso, la ganancia patrimonial que se genere está sujeta a retención a cuenta del Impuesto sobre Sociedades, que se establece con carácter general en el 19,00% de su importe. Para el cálculo de la base de retención, sin embargo, se aplica el criterio FIFO (en virtud del cual, se consideran las participaciones vendidas como las más antiguas). Como consecuencia de los distintos criterios de contabilización, que a continuación exponemos, las plusvalías sobre las que se practique la retención pueden diferir de las que finalmente proceda integrar en la base imponible del Impuesto.

A diferencia de lo que ocurre para las personas físicas, donde no existe tributación hasta el momento de la venta o transmisión de las participaciones en fondos de inversión, en el Impuesto sobre Sociedades el incremento o depreciación del valor de la participación de un fondo de inversión tiene implicaciones fiscales, siempre que el ingreso o gasto que este represente se hubiera registrado contablemente.

Impuesto sobre la Renta de los no residentes

A efectos fiscales, una persona física tiene la consideración de no residente en territorio español cuando no se cumplan ninguna de estas dos condiciones:

Con carácter general, las ganancias o pérdidas patrimoniales obtenidas por no residentes en territorio español como consecuencia de la venta de participaciones están gravadas al tipo general del 19,00%.

No obstante, no está sujeta a tributación en España la ganancia patrimonial derivada de la transmisión o reembolso de participaciones de fondos de inversión obtenida por un residente en otro país de la Unión Europea o por un residente en un Estado que tenga suscrito con España Convenio de Doble Imposición con cláusula de intercambio de información.

La exención no procede si la ganancia patrimonial se obtiene a través de un territorio o país calificado como paraíso fiscal.