Particulares

Volver
presupuestofamiliar

Claves a la hora de elaborar un presupuesto familiar

José A. Díaz Campos

Economista y miembro del equipo de trabajo del Proyecto Edufinet

Sobre mi

Licenciado en Economía por la Universidad de Málaga. Máster en Banca y Entidades Financieras por ESESA. European Financial Advisor (EFA). Forma parte del equipo de trabajo del proyecto de educación financiera “Edufinet”.

Diversos estudios han demostrado que las familias que presupuestan tienden a endeudarse menos que aquellas otras que no lo hacen y, por tanto, tienen una mejor situación financiera

5 Min de lectura

A lo largo del año hay determinadas épocas en las que los ingresos o los gastos pueden incrementarse acentuadamente y desequilibrar el presupuesto familiar. Es lo que ocurre en las fiestas navideñas, donde, con cierta frecuencia, se obtienen ingresos extra como pagas extraordinarias y también se incurre en gastos que durante el resto del año pueden no tener tanta incidencia, como son los gastos de ocio y regalos, entre otros.

 

No hay que obviar que este tipo de celebraciones siempre tienen implicaciones financieras que impactarán sobre nuestro presupuesto y, por ello, debemos estar preparados para cualquier eventualidad que pueda surgir. Ahora que acaba de iniciarse el año nuevo es un buen momento para comenzar a presupuestar. A continuación te damos algunas claves sobre tus cuentas familiares y al final del post te facilitamos una plantilla descargable para que puedas hacer tu propio presupuesto.

 

¿Qué es un presupuesto familiar y por qué es útil?

 

En primer lugar, hay que saber lo que es un presupuesto familiar. Un presupuesto es un documento donde se recogen los ingresos y gastos en los que una familia va a incurrir en un periodo de tiempo determinado, normalmente un mes.

 

Al realizar un presupuesto, podremos identificar rápidamente qué partidas son las que tienen un mayor peso en nuestros gastos, cómo se distribuyen los gastos en el tiempo, cuál es nuestra situación de liquidez y si estamos en una situación de superávit (si nuestros ingresos son superiores a nuestros gastos), equilibrio (los ingresos son equivalentes a los gastos) o de déficit (si nuestros gastos son superiores a nuestros ingresos).

 

El presupuesto es, por tanto, una herramienta de suma importancia, que toda familia -o agente económico, en general- debería tomar en consideración, ya que ayuda a administrar los recursos familiares, haciendo más fácil la toma de decisiones. Es conveniente indicar que diversos estudios han demostrado que las familias que presupuestan tienden a endeudarse menos que aquellas otras que no lo hacen, con lo que su situación financiera es mejor.

 

Otros conceptos ligados al presupuesto familiar

 

La liquidez es igualmente importante en relación con el presupuesto familiar. Aquel término hace referencia al dinero disponible que tiene una familia en un momento determinado para atender sus gastos. Este dinero procederá de cobros por los ingresos generados (más adelante mostraremos de qué fuentes proceden habitualmente).

 

Como se puede apreciar, ya tenemos otros dos términos entre los que hay una sutil pero importante diferencia: ingresos y cobros. El ingreso se registra cuando se genera el derecho a cobrar algo y el cobro se produce cuando el dinero derivado de un ingreso entra en nuestro bolsillo o cuenta bancaria.

Los pagos y gastos son la “otra cara de la moneda” de los cobros e ingresos. El gasto se registra cuando se genera la obligación a pagar algo y el pago se produce cuando el dinero sale de nuestro bolsillo o cuenta.

 

Llegados a este punto, nos podemos preguntar: ¿por qué es necesario tener en cuenta todo esto al elaborar un presupuesto familiar? La respuesta está en que no siempre coinciden en la misma fecha el ingreso y el cobro, y el gasto y el pago. Esto tiene implicaciones importantes, ya que si los cobros que hemos de recibir se retrasan, puede darse el caso de que no dispongamos de dinero suficiente para atender los pagos que hay que ir haciendo recurrentemente.

 

Debido a lo anterior, es recomendable contar con ahorros que nos permitan hacer frente a los imprevistos que puedan presentarse. Como referencia, ese margen podría situarse en una cantidad equivalente a unos 3 o 4 meses de gastos.

 

Cómo elaborar un presupuesto familiar

 

Una vez aclarados los conceptos más importantes relativos al presupuesto familiar, podemos pasar a ver cómo se elabora.

 

En primer lugar, hay que identificar las partidas de ingresos y gastos. Se trata de intentar ser lo más exhaustivo posible, intentando recopilar todas y cada una de las partidas de ingresos y gastos, sin que importe si se ha tratado de un ingreso o de un gasto puntual.

 

Para ello, nos puede servir de ayuda echar un vistazo a nuestra cuenta, de tal manera que podamos acceder a todos los ingresos y gastos domiciliados y a los extractos de nuestras tarjetas para registrar todos los gastos.

 

En segundo lugar, podemos pasar a categorizar los ingresos y gastos, en función del criterio que más nos interese. Así, podemos clasificar los ingresos y gastos en función de su naturaleza, o de su recurrencia en el tiempo. Tras categorizar los ingresos, tendremos que proceder a cuantificarlos, tratando de hacerlo con la máxima precisión posible, a efectos de no alterar el resultado del presupuesto.

 

Por último, habremos de tener en cuenta las fechas en las que percibiremos nuestros ingresos y pagaremos nuestros gastos, puesto que, como se ha comentado anteriormente, esto afectará directamente a nuestra liquidez.

 

Si quieres ampliar información en detalle sobre cómo hacer un presupuesto familiar, te invitamos a visitar el portal de educación financiera Edufinet . 

 

Descárgate nuestra plantilla para elaborar un presupuesto familiar. 

 

Plantilla descargable

Para Unicaja Banco S.A., titular de la página web, es importante  adaptarse a tus gustos y preferencias, para ello usamos cookies propias y de terceros, que recaban datos de conexión que pueden vincularse con tu usuario de registro y cuya finalidad es medir el volumen y la interacción de los usuarios en la página web, ayudar a mejorar el funcionamiento y los contenidos web, así como los servicios y productos ofrecidos elaborando perfiles de comportamiento, cuidando siempre de tu privacidad. Puedes elegir de manera  transparente la configuración que mejor se adapte a ti, sin que ello suponga ningún cambio en tu operatividad habitual.    

(solo te llevará unos minutos)