Particulares

Volver
elcostedelcapital

El coste de capital para la empresa y los accionistas

María de Gea

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas

Sobre mi

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Pontificia de Comillas (ICADE). Comenzó su carrera profesional en las áreas de auditoría y consultoría de transacciones en dos de las mayores firmas internacionales de servicios profesionales de consultoría y auditoría. Cuenta con una amplia experiencia en el sector financiero y lleva más de 10 años dedicada a la actividad de Relación con Inversores dentro del sector bancario.

El coste de capital es el coste de financiarse con recursos propios. Se trata, por tanto, de un concepto muy relevante para los accionistas de una empresa, pero también para sus gestores

4 Min de lectura

En el post de La importancia de la rentabilidad en las finanzas personales y en la empresa definíamos el coste de capital o COE (Cost of Equity) como el rendimiento que debería obtener el accionista por participar en una determinada empresa teniendo en cuenta los riesgos que asume y su coste de oportunidad. Desde el punto de vista de la empresa, el coste de capital es el coste de financiarse con recursos propios.

 

Se trata por lo tanto de un concepto muy relevante para los accionistas de una empresa, pero también para sus gestores. En el primer caso, permite evaluar inversiones en función del riesgo que se asume. Empresas que asuman más riesgo o que tengan proyectos en sectores menos tradicionales o en países emergentes deberán compensarlo con mayores retornos, en cambio a las empresas o proyectos que incurran en menos riesgos, no se les exigirá obtener una rentabilidad tan elevada. Por otro lado, a los propios gestores de los proyectos y las empresas monitorizar el coste de capital les permite ser más eficientes e implementar estrategias adecuadas de precios, entre otros.

 

Por estas razones nos parecía interesante dedicar un nuevo post a hablar un poco más sobre el concepto del coste de capital y su cálculo, aunque desde una perspectiva muy general, ya que se trata de un concepto muy amplio sobre el que se podría llevar a cabo un análisis muy profundo.

 

¿Cómo se calcula?

 

Una de las características del coste de capital es que, a diferencia del coste de la deuda, no puede conocerse directamente y su cálculo es más complejo. Hay diferentes formas de calcularlo aunque una de las fórmulas más usadas para el cálculo del coste de capital se conoce en el mundo financiero como el modelo de valoración de activos financieros o CAPM (Capital Asset Pricing Model), y relaciona el retorno esperado de una inversión, principalmente en entidades cotizadas ya que incorpora la volatilidad de su cotización, con su riesgo asociado. La fórmula es la siguiente:

 

                                                                COE = Rf  + b * (Rm - Rf)

Siendo:

  • Rf  = Prima libre de riesgo, sería por ejemplo la tasa de interés sin riesgo de la deuda pública
  • b = Beta, que mide la volatilidad. En el caso de entidades cotizadas, sería el indicador que mide la volatilidad de las acciones de la empresa relativa a la volatilidad del mercado en general
  • (Rm - Rf) = Prima de riesgo, que sería la prima exigida por el inversor, en este caso de renta variable, por asumir más riesgo que el activo libre de riesgo, normalmente la renta fija.

 

De todas las variables que se utilizan en el cálculo del coste de capital, la que presenta más dificultades para su obtención es la que corresponde a la prima de riesgo, que representa la rentabilidad adicional al activo libre de riesgo que se le debe exigir a una inversión en función de su riesgo.

 

A modo de ejemplo, si consideramos una empresa cotizada con una Beta del 0,90 y una prima de riesgo del 5%, y si la renta fija a largo plazo ofrece un tipo de interés de un 5%, el coste de capital de dicha empresa será del 9,5%, o, lo que es lo mismo, el inversor que invierta en dicha empresa esperará como mínimo un retorno del 9,5% sobre su inversión.

 

Para terminar con este breve repaso al coste de capital nos gustaría cerrar con dos ideas:

  • Cuanto menor es el riesgo de una empresa, menor será su coste de capital y por lo tanto la rentabilidad exigida.
  • El coste de capital siempre será más elevado que el coste de la deuda para una misma empresa, ya que el riesgo que asume un inversor es mayor al que asume un prestamista.

 

Artículos relacionados

La importancia de la rentabilidad en las finanzas personales y en la empresa

La importancia de la rentabilidad en las finanzas personales y en la empresa

La rentabilidad es una métrica que sirve para todo tipo instrumentos financieros, tanto de renta fija como de renta variable, pero también se utiliza como métrica para calcular el retorno de inversiones no financieras

Leer más

Para Unicaja Banco S.A., titular de la página web, es importante  adaptarse a tus gustos y preferencias, para ello usamos cookies propias y de terceros, que recaban datos de conexión que pueden vincularse con tu usuario de registro y cuya finalidad es medir el volumen y la interacción de los usuarios en la página web, ayudar a mejorar el funcionamiento y los contenidos web, así como los servicios y productos ofrecidos elaborando perfiles de comportamiento, cuidando siempre de tu privacidad. Puedes elegir de manera  transparente la configuración que mejor se adapte a ti, sin que ello suponga ningún cambio en tu operatividad habitual.    

(solo te llevará unos minutos)