alquilerjovenes

Ayuda al alquiler para jóvenes. Cómo facilitar la emancipación

Pedro Armendáriz Cuñado

Licenciado en Derecho. MBA en Administración y Dirección de Empresas en ESESA

Sobre mi

Licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto. Postgrado en Alta Dirección por el Instituto Internacional de San Telmo. MBA en Administración y Dirección de Empresas en ESESA. Actualmente trabaja en el ámbito del Marketing en el sector financiero.

Existen diversos instrumentos financieros que facilitan en gran medida el proceso de emancipación de los jóvenes

4 Min de lectura

¿Existen ayudas al alquiler para jóvenes? ¿Cuáles son las principales? ¿Cómo puedo beneficiarme? Seguro que alguna vez te has hecho esta pregunta. Los jóvenes españoles tienen un serio problema para vivir fuera de casa de sus padres. Así lo demuestran los datos de Eurostat sobre emancipación que en 2017 situaban a España entre los seis países miembros de la UE con peores datos en este aspecto. En concreto, la media de los jóvenes de nuestro país se independiza con algo más de veintinueve años, tres por encima de la media europea. Además, según la Encuesta de Población Activa, en 2018 el 65,1% de los jóvenes entre 16 y 34 años continuaba viviendo con sus padres.

 

El aumento del paro juvenil y los cambios en las condiciones de contratación hacen que los jóvenes no puedan adquirir su primera vivienda o pagar un alquiler. Y es precisamente el mercado del alquiler en el que se encuentra el principal inconveniente para el acceso a la vivienda, debido al incremento de los precios. Esta alza del precio medio de los arrendamientos se debe, entre otras cuestiones, a la proliferación de las viviendas turísticas en las grandes ciudades y al aumento de la demanda de alquileres por parte de los jóvenes.

 

Con el objetivo de paliar estas dificultades que tienen los jóvenes, existe el Plan Estatal de Vivienda 2018-2020. Este plan, que nace como una iniciativa destinada a facilitar el acceso de alquiler a los sectores de población con escasos recursos económicos, incluye ayudas para el alquiler de viviendas para los jóvenes que no hayan cumplido los 35 años en el momento de la solicitud.

 

Requisitos para las ayudas al alquiler para jóvenes

 

Para recibir estas ayudas al alquiler se deben cumplir ciertos requisitos relacionados con los ingresos del solicitante, su edad y la ciudad de su residencia:

 

1.       Se debe ser menor de 35 años.

2.       La persona que lo solicite deberá poseer la nacionalidad española.

3.       Adjuntar el certificado de empadronamiento.

4.       No tener parentesco ni ser familiar de la persona arrendadora.

5.       No se puede tener otra vivienda en posesión.

6.       Ser el titular del contrato.

7.       El alquiler de la vivienda tendrá que tener un precio inferior o igual a 600€.

8.       Los ingresos propios y de los que quienes habiten el inmueble no pueden superar 3 veces el Indicador Público de Renta De Efectos Múltiples (IPREM), fijado para 2020 en 7.519,59 € anuales.

 

Cuantía de las ayudas al alquiler para jóvenes

 

Si la renta mensual no supera los 600 euros, se tiene derecho a una subvención del 50%. No obstante, este máximo sube hasta los 900 euros en las ciudades con precios de alquiler más altos (como Madrid, Barcelona o Ibiza). Esto significa que la cantidad de la renta que supere los 600 euros tiene una subvención de hasta un 30%.

 

¿Dónde y cómo solicitar las ayudas al alquiler para jóvenes?

 

Para obtener la solicitud y empezar con el procedimiento de las ayudas de alquiler para jóvenes, hay que tener en cuenta que algunos requisitos pueden variar en función de cada comunidad autónoma.

 

Se pueden concretar y solicitar durante todo el año en las oficinas o departamentos de Vivienda de la Comunidad Autónoma de donde se va a residir, ya que la gestión depende de cada una de ellas.

 

Cómo conseguir un alquiler más fácilmente

 

El incremento del precio de la vivienda y  la alta movilidad laboral del segmento más joven de población son  los indicadores más destacados por los que la fórmula del alquiler se ha convertido en la opción preferente de consumo de vivienda por parte del segmento de población más joven.

 

En un contexto en el que las garantías personales suelen ser inexistentes y los contratos de trabajo o ingresos declarados son insuficientes para formalizar con garantías un contrato de alquiler,  un aval bancario para el alquiler es la solución que garantiza ante un tercero, que el inquilino va a cumplir con la obligación del pago.

 

Gracias a esta garantía adicional, los arrendadores se aseguran el pago de varias mensualidades en el caso de que, por cualquier motivo, el inquilino no pague el alquiler. Esto supone que, abonando una pequeña cantidad añadida a la cuota del alquiler, el arrendatario aporta una mayor confianza a su casero. En ocasiones esto puede llegar a ser un punto determinante para que éste se decida por firmar el contrato con un solicitante u otro.

 

Si bien este tipo de instrumentos financieros no conlleva una reducción del importe a pagar, sí que es un complemento ideal para las ayudas al alquiler para los jóvenes, facilitando en gran medida el proceso de emancipación.

 

Para Unicaja Banco S.A., titular de la página web, es importante  adaptarse a tus gustos y preferencias, para ello usamos cookies propias y de terceros, que recaban datos de conexión que pueden vincularse con tu usuario de registro y cuya finalidad es medir el volumen y la interacción de los usuarios en la página web, ayudar a mejorar el funcionamiento y los contenidos web, así como los servicios y productos ofrecidos elaborando perfiles de comportamiento, cuidando siempre de tu privacidad. Puedes elegir de manera  transparente la configuración que mejor se adapte a ti, sin que ello suponga ningún cambio en tu operatividad habitual.    

(solo te llevará unos minutos)