Particulares

Volver
internetdelascosas

El Internet de las cosas ¿Y si te hablara tu lavadora?

Daniel Gálvez Fernández

Ingeniero Informático

Sobre mi

Postgrado por la IEBS de Barcelona en la Gestión de proyectos con metodologías ágiles. Ha desarrollado proyectos de consultoría informática nacionales e internacionales dentro del sector financiero.

en 10 años estaremos multiplicando por cinco los dispositivos conectados a Internet hasta superar los 75 mil millones de dispositivos interactuando mediante el internet de las cosas

5 Min de lectura

¿Qué es el Internet de las cosas? Para introducir este concepto vamos a proponer una escena que podría formar parte de tu vida cotidiana.

 

Sábado por la mañana. Te levantas con sueño y vas recogiendo la ropa que hay esparcida por la casa. Entras en la cocina y tu cafetera te saluda mientras se pone en funcionamiento para prepararte un café doble capuchino, justo el que te gusta tomar durante el fin de semana y, de paso, pone tu música favorita. Abres la lavadora para meter la ropa y oyes un sonido seguido de una voz: “¡Buenos días! ¿Sabes que va a llover dentro de una hora? Esta tarde hará sol”. Lo piensas mejor y decides retrasar la colada para secarla mejor.  Abres la bolsa del pan y coges el último que queda, en ese momento, le pides a tu altavoz inteligente que añada pan a tu lista de la compra. Por último, te sientas a tomar tu café. Esta tarde quieres ir a cine, pero tienes una duda. Preguntas en voz alta: ¿tengo suficiente gasolina en el coche para ir al cine hoy? Tu altavoz te contesta: “sí, tienes más de medio depósito, por cierto, la gasolinera del centro tiene hoy el mejor precio de la zona”.

 

Suena futurista, pero no lo es. Escenas de este tipo ocurren ya y se irán convirtiendo en cotidianas en los próximos años (¿meses?) gracias al IOT.

 

¿Qué es IOT?

 

El concepto IOT – Internet of Things (Internet de las Cosas), lo acuñó Kevin Ashton en 1999 en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). En resumen, se trata de conectar el mayor número de dispositivos posibles a Internet de manera que puedan comunicarse entre ellos para ofrecernos un mundo nuevo lleno de posibilidades y usos.

 

Estos dispositivos conectables eran al principio objetos cotidianos, pero el desarrollo exponencial de esta tecnología está incluyendo dentro de ese conjunto todo tipo de aparatos, máquinas, vehículos, sensores, etc. que forman un ecosistema intercomunicado con un enorme potencial.

 

La primera aplicación de IOT fue una máquina de Cola-Cola en la Universidad de Carnegie Melon (Pittsburgh, Pensilvania, EE.UU.) en 1980. Los usuarios podían consultar desde Internet el estado de la máquina.

 

En 2019, la situación es muy distinta. Según el portal alemán de estadísticas Statista (ver gráfica), en 10 años estaremos multiplicando por 5 los dispositivos conectados a Internet hasta superar los 75.000.000.000 interactuando mediante IOT.

 

 

En el mismo sentido, la consultora McKinsey ha publicado un artículo donde calcula el mercado potencial del IOT para el 2025 en 11 billones de dólares anuales. En los siguientes 20 años se prevé que las ciudades gastarán 41 billones de dólares para actualizar sus infraestructuras mediante IOT. Nuestras ciudades cambiarán completamente. El tamaño de la oportunidad para desarrollar nuevas empresas y empleos es enorme.

 

El  Internet de las cosas está a tu alrededor hoy

 

La evolución de distintas tecnologías confluyen en la expansión del IOT o Internet de las cosas. El aumento en la velocidad de procesamiento de los procesadores, la optimización de sistemas operativos ligeros, el uso extendido de Cloud (servicios y almacenamiento de datos en nube) y el desarrollo de cada vez mejores sistemas de comunicación inalámbrica están permitiendo a la industria ofrecer dispositivos cada vez más pequeños, usables y cómodos para el usuario final, disminuyendo drásticamente la dificultad de curva de adopción y democratizando el uso de estos en la vida cotidiana.

 

Aunque no lo sepamos, en nuestro día a día, vemos continuamente ejemplos sobre cómo el Internet de las cosas se está implantando a nuestro alrededor:

  • Uso personal: Pulseras que nos miden nuestra actividad física o nos controlan la calidad del sueño.
  • En casa: Robot aspiradores que tendrán la casa limpia a la hora que lleguemos o lavadoras que podemos poner en marcha desde nuestro móvil. Frigoríficos que detectan cuando te falta comida y la incluyen en la lista de la compra o incluso la piden al supermercado. Luces y música que recrearán nuestro ambiente favorito según la hora, el día o lo cansado que lleguemos a casa.
  • Nuestros coches: Búsqueda de plazas de aparcamiento, autochequeos, optimización del funcionamiento de nuestro motor mediante actualizaciones periódicas online…
  • Agricultura: Ya hay empresas instalando sensores en la tierra que analizan durante las 24 horas del día no sólo la humedad sino los nutrientes de una plantación advirtiendo al agricultor para que riegue o abone donde exactamente lo necesita su explotación.
  • Tu banco: Vemos, cada vez más, como la gente usa su reloj (smartwatch) o su pulsera inteligente para realizar pagos directamente en comercios, sin tener que usar su tarjeta.

Y así, podríamos comentar cada uno de los sectores de la sociedad y la industria. Todos se están viendo impactados por esta nueva tecnología gestionable además desde cualquiera de nuestros dispositivos: teléfono móvil, tableta, ordenador, smartwatch, etc.

 

Un nuevo universo de posibilidades adaptadas a cada uno de nosotros

 

Si unimos el IOT a tecnologías emergentes, como el BigData y la Inteligencia Artificial, estaremos ante un mundo donde las ciudades, nuestros vehículos, nuestros objetos cotidianos e incluso nuestra ropa, recopilan constantemente toda la información relevante para mejorar nuestra calidad de vida, ofrecernos nuevos servicios personalizados y aportarnos ideas para hacer más cómodo y eficiente nuestro día a día.

 

Ese mundo no es del futuro. Ya ha llegado.

 

Artículos relacionados

La revolución tecnológica aplicada al sector financiero

La revolución tecnológica aplicada al sector financiero

El Blockchain, el Big Data y la Inteligencia Artificial están revolucionando todos los procesos empresariales y también se están aplicando en el sector financiero

Leer más
Inteligencia Artificial, ¿qué está por venir?

Inteligencia Artificial, ¿qué está por venir?

El principal objetivo que conseguirá la IA, de forma transversal en todos los sectores, será mejorar y hacer más cómodo el día a día de las personas

Leer más

Para Unicaja Banco S.A., titular de la página web, es importante  adaptarse a tus gustos y preferencias, para ello usamos cookies propias y de terceros, que recaban datos de conexión que pueden vincularse con tu usuario de registro y cuya finalidad es medir el volumen y la interacción de los usuarios en la página web, ayudar a mejorar el funcionamiento y los contenidos web, así como los servicios y productos ofrecidos elaborando perfiles de comportamiento, cuidando siempre de tu privacidad. Puedes elegir de manera  transparente la configuración que mejor se adapte a ti, sin que ello suponga ningún cambio en tu operatividad habitual.    

(solo te llevará unos minutos)