Particulares

Volver
bancaelectronica

5 claves y 5 recomendaciones sobre la Banca Digital

Ana Cuñado

Licenciada en Investigación y Técnicas de Mercado. Experta en gestión de canales digitales

Sobre mi

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas. Licenciada en Investigación y Técnicas de Mercado y Máster en Investigación en Economía de la Empresa. Experta en técnicas de análisis de datos y gestión de canales a distancia. Actualmente coordinando proyectos de transformación en el sector financiero

La Banca Digital permite conocer de forma inmediata el saldo del que disponemos, obtener detalles de apuntes y conceptos y realizar las operaciones más frecuentes, siempre que se disponga de un dispositivo con acceso a Internet

8 Min de lectura

El servicio de Banca Digital, Banca Electrónica o Banca Online es ya masivamente utilizado. Ha permitido de forma progresiva en las dos últimas décadas a personas y empresas conocer de forma inmediata el saldo del que disponemos, obtener en todo momento y desde cualquier lugar detalles de apuntes y conceptos y realizar las operaciones más frecuentes, siempre que se disponga de un dispositivo con acceso a Internet.

 

Por el hecho de ser cliente de una entidad financiera, contratando el servicio de Banca Digital es posible acceder y operar con nuestras cuentas desde canales alternativos al de las tradicionales sucursales, de forma autónoma y a distancia.

 

¿Quién pensaba hace tres décadas que iba a poder gestionar sus finanzas sin acudir a una sucursal? ¿Y desde otro país conocer el saldo tras realizar diversos pagos con su tarjeta? ¿Son necesarias las libretas de ahorro hoy día para anotar los movimientos?

 

Internet, también en este sector, ha provocado una gran revolución. Son muchos los cambios que hemos observado y otros tantos quedan por llegar ¿todavía quedan cambios?

 

A continuación, exponemos 5 puntos relevantes de la Banca Digital, acompañados de recomendaciones, que esperamos que mejoren tu experiencia de usuario:

 

1. Disponibilidad, transparencia y cercanía

 

La Banca Digital permite el autoservicio, siendo ésta la mayor ventaja y que ha conseguido por sí sola convencer de su utilidad.  El cliente decide cuándo y desde dónde consultar información y operar. ¿En un viaje desde Alemania? ¿A las 2 am? Sí, la información se encuentra accesible.

 

Las webs de las entidades financieras ofrecen dos espacios:

  1. El público, en abierto, la llamada web pública, donde se ofrece información de productos y servicios, un catálogo actualizado de los servicios disponibles. No es preciso ser cliente, cualquier persona que acceda puede comparar la oferta que las entidades nos realizan, tarifas e información de relevancia.
  2. El privado, también llamada la Banca Digital. Sólo para clientes, de forma segura es posible acceder a nuestras cuentas y realizar operaciones. Se diferencia principalmente porque:
  • Es necesario acceder a través de claves, huella digital o identificación facial.

 

Además, es posible acceder:

  • Desde ordenadores.
  • Desde dispositivos móviles. Ya sea:
  1. Desde la versión “responsive” (misma información que el ordenador pero adaptada al dispositivo de acceso).
  2. Desde Apps: Aplicaciones que permiten comportamientos adaptados al uso del dispositivo desde donde accedes. Si te falta algo, siempre puedes acceder a la versión clásica como alternativa. 
  3. Desde algunos “wearables” como relojes, pulseras, etc... se puede acceder a algunos servicios del banco como consulta de saldos, pagar en comercios, etc.

 

RECOMENDACIÓN 1:

 

Disfruta de todas las posibilidades que tu entidad pone a tu disposición, consulta en el market de tu móvil las aplicaciones que tu banco te ofrece, quizá exista alguna que no conocías.

 

Si viajas al extranjero acceder a tu servicio de Banca Digital te permitirá comprobar en todo momento que los cargos en cuenta se realizan de forma correcta. En la actualidad en  Europa, la desaparición del roaming nos facilita un acceso más frecuente.

 

2.Transaccionalidad

 

Son muchas las posibilidades que ofrece la Banca Digital. Las operaciones más utilizadas son:

  • La consulta de saldos y movimientos.
  • La consulta de comunicados o buzón electrónico.
  • Las transferencias.
  • Operativa con tarjetas y el fraccionamiento de pagos.
  • Domiciliaciones, pago y devolución de recibos.

 

Las empresas y las administraciones públicas también se benefician de la variedad de operaciones que los administradores de las mismas pueden realizar desde sus oficinas:

  • Pagos de nóminas.
  • Cobros y pagos  de recibos.
  • Multitud de consultas y seguimientos de operaciones.

Las opciones más novedosas que ya registran un alto uso son aquellas relacionadas con:

  • El acceso a través de la biometría: huella digital y reconocimiento facial. Ya no es necesario introducir una clave, sólo con poner el dedo o mostrar la cara ya es posible acceder a la zona privada de tu banco.
  • Pagos entre móviles: Bizum es la opción más destacada. El pago a través de las aplicaciones de pago facilita traspasar dinero conociendo sólo el teléfono móvil de la persona a la que quieres enviar o solicitar efectivo, sin necesidad del número de cuenta o IBAN. Consulta aquí más información sobre Bizum.

 

RECOMENDACIÓN 2:

 

Revisa periódicamente las opciones de tu entidad financiera. Poco a poco se van incorporando nuevas utilidades para facilitar y ampliar el servicio. Su descubrimiento permitirá ahorrar tiempo de gestión. Invierte unos minutos en abrir menús que no conocías o pinchar en opciones o iconos nuevos.

 

¿Conoces el servicio de alertas? Establece avisos a tu móvil o al correo electrónico, sobre cargos, variación de saldos, o en el momento que te llega la nómina entre otros.

 

¿Sabes que puedes enviar dinero a un cajero que podrás recoger sin tarjeta?

Activa o desactiva tu tarjeta si dudas de si la has perdido, o bien limita su operativa si no viajas al extranjero o compras por Internet.

 

3. Sencillez

 

Las webs, a la vez que incorporan más opciones, tienden a hacerse más sencillas, actualizadas estéticamente. Las entidades financieras buscan facilitar servicios a los distintos tipos de cliente y, para ello, los principios de diseño, la accesibilidad y la usabilidad, son los que rigen dichos cambios.

 

Las Apps se actualizan frecuentemente para mejorar la experiencia de usuario. Es normal y sucede con todo tipo de aplicaciones. En la información de la aplicación se reflejan las mejoras que incorpora cada nueva actualización.

 

 

RECOMENDACIÓN 3: 

 

Ante cambios en las webs o aplicaciones, accede tres veces antes de valorar el cambio, a veces la costumbre no nos permite ser objetivos con tan sólo uno o dos accesos. Una vez probada, valora el cambio. La Entidad agradecerá tu aportación a través de encuestas o bien puntuando la App a través de los markets.

 

¿Quieres comprobar cómo era la web de tu banco hace unos años? A través de la web de Wayback Machine puedes comprobarlo.

 

4. Seguridad

 

Las webs de los bancos son seguras. Si bien es cierto que es recomendable seguir ciertos consejos en materia de seguridad. Si deseas conocer más sobre este aspecto dispones de multitud de información en diversos lugares. A continuación te propongo, dentro de la siguiente recomendación, un par de enlaces donde se muestra la información principal.

 

RECOMENDACIÓN 4:

 

Conoce las principales medidas y recomendaciones de seguridad.

Si en algún momento tienes dudas, llama a tu entidad financiera para confirmar lo que sucede a través del teléfono oficial publicado en la página principal de la entidad.

 

El Instituto de Ciberseguridad también ofrece información a través de la página del INCIBE.

 

5. Uso generalizado

 

El 82,5% de la población ya somos usuarios frecuentes de Internet en los hogares, según el INE (2018) y, según el estudio de Navegantes en la Red de 2017, la consulta y operativa en Entidades Financieras ya era la séptima operación más realizada desde el móvil, por delante de la compra de productos y servicios online.

 

RECOMENDACIÓN 5:

 

Si aún no dispones del servicio de banca a distancia pruébalo, ya no es necesario ir a una sucursal para solicitarlo, el servicio de acceso y consulta suele ser gratuito en todas las entidades financieras.

 

Si ya lo tienes, no dejes de mantener la relación con el gestor de la sucursal a la que siempre acudiste. Existirán cuestiones donde el trato personal es de gran valor añadido. En esos casos, el teléfono o una visita pueden ser la diferencia.

 

¿Y en el futuro quedan cambios?

 

Los servicios financieros se encuentran en constante evolución. Algunos de los cambios que ya se están produciendo, tienen un alto impacto en nuestro día a día y están relacionados con:

  • Las formas de pago, nuevas fórmulas de pago sin contacto, entre móviles, de pago en comercios electrónicos.
  • La agregación de posiciones. La normativa europea PSD2 y GDPR, que regulan los servicios de pago y la protección de pagos respectivamente, han propiciado la oferta de soluciones que posibiliten visibilizar de forma agrupada y categorizada los saldos y movimientos que provienen de diferentes entidades financieras y la posibilidad de portabilidad de dicha información.
  • La atención remota de gestores personales que podrán atenderte, para temas generales o específicos, por audio o videollamada o por chat, sin necesidad de desplazarte a una oficina.
  • El consumo de información y la operativa desde dispositivos móviles, smartwatches, …
  • El uso de la voz ha irrumpido en muchos de nuestros hogares esta navidad y parece que llega para quedarse.

 

Esperamos que este artículo te haya servido para conocer los servicios y facilidades que ofrece tu entidad financiera en sus canales a distancia.

 

Para Unicaja Banco S.A., titular de la página web, es importante  adaptarse a tus gustos y preferencias, para ello usamos cookies propias y de terceros, que recaban datos de conexión que pueden vincularse con tu usuario de registro y cuya finalidad es medir el volumen y la interacción de los usuarios en la página web, ayudar a mejorar el funcionamiento y los contenidos web, así como los servicios y productos ofrecidos elaborando perfiles de comportamiento, cuidando siempre de tu privacidad. Puedes elegir de manera  transparente la configuración que mejor se adapte a ti, sin que ello suponga ningún cambio en tu operatividad habitual.    

(solo te llevará unos minutos)