Volver

¿En qué consiste esta moratoria?

Consiste en la suspensión de hasta un máximo de seis meses de los pagos del principal de las cuotas de los contratos de préstamo, leasing y renting  de vehículos dedicados  al transporte público discrecional de viajeros en autobús y al transporte público de mercancías, incluyendo el transporte de carbón de centrales térmicas, de más de 3,5 toneladas de masa máxima autorizada, en aquellos casos en que los deudores experimenten dificultades financieras como consecuencia de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19.

 

Durante este periodo, el principal del préstamo, leasing o renting devengará los intereses ordinarios establecidos en el contrato inicial. El beneficiario puede optar por que el importe de lo aplazado se abone mediante:

 

a.      la redistribución de las cuotas sin modificación del plazo de vencimiento y sin alterar el tipo de interés aplicable, o

b.      la ampliación del plazo de vencimiento en un número de meses equivalente a la duración de la moratoria.

¿Quién puede solicitar esta moratoria?

Las personas jurídicas y los autónomos, cuya actividad empresarial incluya la realización de transporte público de viajeros o de mercancías, y sean titulares de préstamos, leasing y renting para la adquisición de vehículos dedicados al transporte público discrecional de viajeros en autobús y al transporte público de mercancías, siempre que acrediten experimentar dificultades financieras a consecuencia de la emergencia sanitaria ocasionada por el COVID-19, según queda esta circunstancia definida en el citado Real Decreto-ley.

¿Existe alguna excepción a su aplicación?

No será de aplicación esta moratoria en el supuesto de aquellos autobuses vinculados a la prestación de un servicio público de transporte regular de viajeros de uso general en el marco de un contrato con una Administración Pública o sujetos a obligaciones de servicio público, en la fecha de entrada en vigor de este Real Decreto-ley (9 de julio de 2020).

¿Que se entiende por dificultades financieras a efectos de esta moratoria?

Que el autónomo o persona jurídica haya sufrido en el promedio mensual de los meses de marzo a mayo de 2020 una reducción de ingresos o facturación de, al menos, un 40% respecto al promedio mensual de los mismos meses del año 2019.

¿Cómo se acredita dicha reducción de los ingresos o facturación?

  • Si existe la obligación de llevar libros contables: a través de la copia del libro de registro de facturas emitidas y recibidas; del libro diario de ingresos  y gastos; del libro registro de ventas e ingresos; o del libro de compras y gastos.
  • Si no existe la obligación de llevar los libros que acreditan el volumen de actividad: por cualquier medio de prueba admitido a derecho.

¿Exiten excepciones a la difinición de dificultades financieras por la emergencia sanitaria?

Existen dos supuestos en los que no se considerará que existen dificultades financieras como consecuencia de la emergencia sanitaria a estos efectos:

 

a.   cuando el contrato de préstamo, leasing o renting cuya moratoria se solicita, habiendo sido objeto de impago total o parcial de alguna de sus cuotas desde antes del 1 de enero de 2020, a fecha 9 de julio de 2020 se encuentre en mora, o bien,

b.   cuando se hubiera declarado el concurso del deudor con anterioridad al 14 de marzo de 2020.

¿Qué se ha de entregar en el momento de cursar la moratoria?

Se ha de presentar:

  • La propia solicitud
  • CIF
  • Estatutos sociales actualizados, en caso de persona jurídica. 
  • Declaración censal en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores (Modelo 036 o 037-simplificado)
  • Documentación que justifique la reducción de ingresos o facturación (distinta si existen libros contables o no existe obligación de llevar libros contables - en este caso, también declaración jurada en la que se haga constar que se cumplen todos los requisitos exigidos para causar derecho a esta prestación).
  • Una declaración responsable de no estar vinculados a la prestación de un servicios público de transporte regular de viajeros de uso general en los términos señalados. 

 

¿Existe un plazo para presentar la solicitud?

Sí. Hasta el 29 de septiembre de 2020, incluido (el Real Decreto-ley 26/2020 prevé la posibilidad de que se acuerde más adelante la ampliación de dicho plazo).

¿Cómo se formaliza la moratoria?

Mediante la modificación del contrato de préstamo, leasing o renting de conformidad con las reglas generales.

 

Los gastos notariales y registrales que en su caso se deriven de la formalización de esta modificación corren a cargo de la entidad acreedora.

  • La inscripción registral tiene plenos efectos frente a los acreedores intermedios inscritos, aunque no cuente con el consentimiento de estos.
  • Los efectos de la moratoria se extenderán a los avalistas, sin necesidad de que la consientan o puedan oponerse a ella, manteniéndose inalterada su posición jurídica.

¿Existe alguna limitación a la duración del plazo de la moratoria?

Sí. En el caso de que el contrato ya haya sido objeto de alguna moratoria, legal o convencional, con una duración inferior a 6 meses, el plazo durante el cual podrá beneficiarse de esta moratoria será el  tiempo restante hasta alcanzar un total de 6 meses.

¿Qué limitaciones supone esta moratoria para la persona jurídica que se beneficie de la misma?

Hasta que haya finalizado la moratoria, no podrá:

  • Ni distribuir beneficios.
  • Ni hacer devoluciones de capital, recomprar acciones propias o retribuir el capital en forma alguna.

¿Existe responsabilidad para el deudor o arrendatario que se haya beneficiado de esta moratoria?

Si, para el deudor o arrendatario que se haya beneficiado de esta moratoria sin encontrarse incluido en su ambito de aplicación, tendrá que responder de:

  • Daños y perjuicios que se hayan podido producir. 
  • Gastos generados por la aplicación de estas medidas.
  • Cualquier responsabilidad de otro orden a que la conducta del deudor pudiera dar lugar. 

 

El importe de los daños, perjuicios y gastos no puede resultar inferior al beneficio indebidamente obtenido por el deudor o arrendatario.

¿Cómo puedo solicitar esta moratoria?

Para tramitar tu solicitud o para más información puedes llamar o enviar un correo electrónico a tu gestor o a la oficina operativa más cercana. Puedes consultarla en nuestro listado de oficinas abiertas.

 

Para Unicaja Banco S.A., titular de la página web, es importante  adaptarse a tus gustos y preferencias, para ello usamos cookies propias y de terceros, que recaban datos de conexión que pueden vincularse con tu usuario de registro y cuya finalidad es medir el volumen y la interacción de los usuarios en la página web, ayudar a mejorar el funcionamiento y los contenidos web, así como los servicios y productos ofrecidos elaborando perfiles de comportamiento, cuidando siempre de tu privacidad. Puedes elegir de manera  transparente la configuración que mejor se adapte a ti, sin que ello suponga ningún cambio en tu operatividad habitual.    

(solo te llevará unos minutos)