Volver

¿En qué consiste esta moratoria hipotecaria para el sector turísitco?

Consiste en la suspensión de hasta doce meses de los pagos de principal del préstamo, permaneciendo inalterado el resto del contenido del contrato.

 

Durante este periodo, el principal del préstamo devengará los intereses ordinarios establecidos en el préstamo.

 

El prestatario puede optar por que el importe de lo aplazado se abone mediante:

  • La redistribución de las cuotas sin modificación del plazo de vencimiento y sin alterar el tipo de interés aplicable.
  • La ampliación del plazo de vencimiento en un número de meses equivalente a la duración de la moratoria.

¿Quién puede solicitar esta moratoria?

Las personas jurídicas con domicilio social en España y los autónomos, titulares de préstamos suscritos con anterioridad al 14 de marzo de 2020, sujetos a la ley española y garantizados con hipoteca constituida sobre un inmueble que se encuentre afecto al desarrollo de una actividad del sector turístico ejercida en territorio nacional,  siempre que acrediten experimentar dificultades financieras a consecuencia de la emergencia sanitaria ocasionada por el COVID-19. 

 

Como actividad turística se consideran los siguientes códigos CNAE:

·        5510 (hoteles y alojamientos similares).

·        5520 (alojamientos turísticos y otros alojamientos de corta estancia).

·        7911 (agencia de viajes). 

¿Es compatible con otras moratorias?

El préstamo no ha debido de ser objeto de moratoria, legal o convencional, salvo renuncia previa a esta última. No obstante si habiéndose beneficiado de alguna de dichas moratorias, lo hubiera hecho por un plazo inferior a doce meses, el prestatario puede beneficiarse de esta nueva moratoria por el plazo que reste hasta completar esos doce meses.

¿Que se entiende por dificultades financieras a efectos de esta moratoria?

El beneficiario debe acreditar que sufre dificultades financieras a consecuencia de la emergencia sanitaria ocasionada por el COVID-19.

 

Se considera que existen dificultades financieras a consecuencia de la emergencia sanitaria, cuando los deudores hipotecarios, a los que se refiere esta moratoria, hayan sufrido en el promedio mensual de los meses de marzo a mayo de 2020 una reducción de ingresos o facturación de, al menos, un 40% con relación al promedio mensual de los mismos meses del año 2019.

¿Cómo se acredita dicha reducción de los ingresos o facturación?

·        Si existe la obligación de llevar libros contables: a través de la copia del libro de registro de facturas emitidas y recibidas; del libro diario de ingresos  y gastos; del libro registro de ventas e ingresos; o del libro de compras y gastos.

 

·        Si no existe la obligación de llevar los libros que acreditan el volumen de actividad: por cualquier medio de prueba admitido a derecho.

¿Exiten excepciones a la difinición de dificultades financieras por la emergencia sanitaria?

Existen dos supuestos en los que no se considerará que existen dificultades financieras como consecuencia de la emergencia sanitaria a estos efectos:

 

a)     Cuando el préstamo cuya moratoria se solicita, habiendo sido objeto de impago total o parcial de alguna de sus cuotas desde antes del 1 de enero de 2020, a la entrada en vigor de este Real Decreto-ley se encuentre en mora.

b)    Cuando se hubiera declarado el concurso del deudor con anterioridad al 14 de marzo de 2020.

¿Qué se ha de entregar en el momento de solicitar la moratoria?

Se ha de presentar, junto a la solicitud:

 

·        CIF

·        Estatutos sociales actualizados, en caso de persona jurídica.

·        Declaración censal en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores (Modelo 036 o 037-Simplificado), con el que se acreditará el CNAE del solicitante.

·        Acreditación pago seguridad social, caso de autónomos, a fin de acreditar tal condición.

·        Información contable del cliente que acredite la reducción de los ingresos o la facturación. En el caso de que el cliente esté obligado a llevar libros contables, la documentación a aportar podrá consistir en:

-copia de libro de registro de facturas emitidas y recibidas.

-copia del libro diario de ingresos y gastos.

-copia del libro registro de ventas e ingresos.

-copia del libro de compras y gastos.

Cuando el cliente no esté obligado a llevar libros contables deberá aportar la documentación de que disponga que permita poner de manifiesto la referida reducción de ingresos o facturación, como pueden ser los modelos 303 (liquidación de pagos fraccionados de IVA) o 130 (pagos fraccionados de IRPF-empresarios y profesionales en estimación directa).

·        Licencia de actividad turística e inscripción en el Registro de Turismo, de la comunidad autónoma correspondiente, del inmueble objeto de la garantía hipotecaria, como establecimiento en el que se desarrolla una de las actividades turísticas señaladas.

·        En el supuesto de arrendamiento de los inmuebles cuando es el arrendatario quien tiene dificultades económicas, es éste el que tiene que aportar al arrendador (deudor hipotecario), la documentación anteriormente detallada y dicho arrendador deberá facilitar a la Entidad, además de esa documentación:

  •  Contrato de alquiler del inmueble afecto a actividad económica.
  •  Solicitud por parte del arrendatario al arrendador (deudor hipotecario) instando a la petición de moratoria.

¿Existe un plazo para presentar la solicitud?

Hasta el 29 de septiembre de 2020, incluido (el Real Decreto-ley 25/2020 prevé la posibilidad de que se acuerde más adelante la ampliación de dicho plazo).

¿Cómo se formaliza la moratoria?

Mediante la firma de una escritura de novación del préstamo. Los gastos notariales y registrales derivados de la formalización de esta escritura corren a cargo de la entidad acreedora. 

 

Estas operaciones quedan excluidas de la aplicación de la Ley 5/2019 de Contratos de Crédito Inmobiliario (LCCI).

  • La inscripción en el Resgistro de la Propiedad tiene plenos efectos a los acreedores intermedios inscritos, aunque no cuente con el consentimiento de estos. 
  • Los efectos de moratoria se extenderán a los avalistas, sin necesidad de que la consientan o puedan oponerse a ellam manteniéndose inalterada su posición jurídica. 

¿Existe alguna particularidad en caso que el inmueble esté arrendado?

Si el inmueble afecto a la actividad turística fuera objeto de un contrato de arrendamiento:

 

a.      El beneficiario de la moratoria hipotecaria deberá conceder al arrendatario una moratoria en el pago del arrendamiento de al menos un 70% de la cuantía de la moratoria hipotecaria, siempre que dicho aplazamiento o condonación total o parcial de la misma no se hubiera conseguido ya por acuerdo entre ambas partes.

b.      Si es el arrendatario en quien concurren las circunstancias de “dificultad financiera”, podrá instar de su arrendador la solicitud de la moratoria hipotecaria debiendo éste facilitarle la documentación que es requisito de acreditación en el momento de la solicitud.

 

Una vez concedida la moratoria, será de aplicación lo previsto en la letra a.

¿Qué limitaciones existen a la persona jurídica que se beneficie de esta moratoria?

Hasta que haya finalizado la moratoria, no podrá:

 

·        Ni distribuir beneficios,

·        Ni hacer devoluciones de capital, recomprar acciones propias o retribuir el capital en forma alguna.

¿Existe responsabilidad para el deudor o arrendatario que se haya benifciado de esta moratoria?

Para aquellos casos en los que el deudor o arrendatario se haya beneficiado de la moratoria del sector turístico sin encontrarse incluido en su ámbito de aplicación, tendrá que responder de:

 

·        Daños y perjuicios que se hayan podido producir,

·        Gastos generados por la aplicación de estas medidas,

·        Cualquier responsabilidad de otro orden a que la conducta del deudor pudiera dar lugar.

 

El importe de los daños, perjuicios y gastos no puede resultar inferior al beneficio indebidamente obtenido por el deudor o arrendatario.

¿Cómo puedo solicitar la moratoria hipotecaria para el sector turístico?

Para tramitar tu solicitud o para más información puedes llamar o enviar un correo electrónico a tu gestor o a la oficina operativa más cercana. Puedes consultarla en nuestro listado de oficinas abiertas.

 

Para Unicaja Banco S.A., titular de la página web, es importante  adaptarse a tus gustos y preferencias, para ello usamos cookies propias y de terceros, que recaban datos de conexión que pueden vincularse con tu usuario de registro y cuya finalidad es medir el volumen y la interacción de los usuarios en la página web, ayudar a mejorar el funcionamiento y los contenidos web, así como los servicios y productos ofrecidos elaborando perfiles de comportamiento, cuidando siempre de tu privacidad. Puedes elegir de manera  transparente la configuración que mejor se adapte a ti, sin que ello suponga ningún cambio en tu operatividad habitual.    

(solo te llevará unos minutos)