¿Qué son los depósitos combinados?

Conoce los depósitos combinados, una buena manera de ahorrar dinero.

Los depósitos combinados –como su propio nombre indica- son depósitos que unen ahorro e inversión en un solo producto, al combinar depósitos a plazo fijo con un fondo de inversión.

 

Dependiendo de cómo organices tu dinero podrás obtener un tipo de rentabilidad en el depósito. El plazo fijo tiene un plazo de 13 a 24 meses y la contratación debe realizarse bajo la modalidad de “Unit Linked” en los 60 días previos a la apertura del depósito, manteniéndolo, al menos, hasta el vencimiento.

 

¿Qué significa esto? Que al ser considerados productos de inversión, el cliente se convierte también en inversor. Esto es, por estar obligado contractualmente a depositar una parte de su dinero en un fondo de inversión o en bolsa de valores.

 

El riesgo, obviamente, es mayor, puesto que el inversor está sujeto a múltiples variables exógenas del mercado que pueden hacer que la rentabilidad final sea del 0% o se pierda parte de la inversión inicial.

 

Por otra parte, también hay que decir que la rentabilidad media que suele adquirirse mediante la modalidad de los depósitos combinados es mayor que la de los depósitos a plazo fijo.

 

 

 

Características de un depósito combinado

 

Si bien los fondos combinados no son recomendables para inversores neófitos en productos financieros debido a su riesgo y alta volatilidad en el mercado financiero, una de las ventajas de los fondos combinados es que pueden llegar a ofrecer una gran rentabilidad.

 

Por regla general, es la propia entidad bancaria la que fija el porcentaje de la cuantía del cliente que va a parar al depósito a plazo fijo, y la que va al fondo de inversión. No obstante, en ciertas ocasiones el cliente tiene la potestad de elegir la forma en la que quiere definir el depósito en virtud de los resultados que espera conseguir.

 

El depósito combinado cuenta con una serie de comisiones como pueden ser: gestión, suscripción, u otras que puedan surgir durante el período de vida del mismo, que la entidad bancaria puede reclamar de la rentabilidad final obtenida. El cobro no suele realizarse en el momento de la contratación, si no directamente de la suma de valores que obtendremos al término del período de 12 a 24 meses.

 

Es recomendable dejarse guiar por tu asesor bancario o financiero a la hora de contratar un depósito combinado para obtener los mejores resultados en función del mercado y la fluctuación a la que está sometida la economía nacional. 

 

 

 

¿Cuáles son los riesgos de los fondos combinados?

 

Si bien los fondos combinados no son recomendables para inversores neófitos en productos financieros debido a su riesgo y alta volatilidad en el mercado financiero, una de las ventajas de los fondos combinados es que pueden llegar a ofrecer una gran rentabilidad.

 

Por regla general, es la propia entidad bancaria la que fija el porcentaje de la cuantía del cliente que va a parar al depósito a plazo fijo, y la que va al fondo de inversión. No obstante, en ciertas ocasiones el cliente tiene la potestad de elegir la forma en la que quiere definir el depósito en virtud de los resultados que espera conseguir.

 

El depósito combinado cuenta con una serie de comisiones como pueden ser: gestión, suscripción, u otras que puedan surgir durante el período de vida del mismo, que la entidad bancaria puede reclamar de la rentabilidad final obtenida. El cobro no suele realizarse en el momento de la contratación, si no directamente de la suma de valores que obtendremos al término del período de 12 a 24 meses.

 

Es recomendable dejarse guiar por tu asesor bancario o financiero a la hora de contratar un depósito combinado para obtener los mejores resultados en función del mercado y la fluctuación a la que está sometida la economía nacional.

Para Unicaja Banco S.A., titular de la página web, es importante  adaptarse a tus gustos y preferencias, para ello usamos cookies propias y de terceros, que recaban datos de conexión que pueden vincularse con tu usuario de registro y cuya finalidad es medir el volumen y la interacción de los usuarios en la página web, ayudar a mejorar el funcionamiento y los contenidos web, así como los servicios y productos ofrecidos elaborando perfiles de comportamiento, cuidando siempre de tu privacidad. Puedes elegir de manera  transparente la configuración que mejor se adapte a ti, sin que ello suponga ningún cambio en tu operatividad habitual.    

(solo te llevará unos minutos)