Ventajas de los planes de pensiones

¿Sabes todas las ventajas que puede ofrecerte un plan de pensiones? Te las contamos aquí.

Seguridad

Podrás disfrutar el nivel de vida de hoy cuando llegue tu jubilación.

 

 

Flexibilidad

Puedes modificar el importe de tus aportaciones, su periodicidad, realizar aportaciones extraordinarias o suspenderlas temporalmente sin perder tus derechos consolidados, que seguirán generando rendimientos.

 

 

Reducción del IRPF

Las aportaciones a planes de pensiones reducen directamente la base imponible del IRPF, siendo la cantidad máxima anual deducible la menor de las siguientes cantidades: 1.500 € anuales o el 30 % de la suma de los rendimientos del trabajo y actividades económicas.

 

Los cónyuges de los contribuyentes que no obtengan rentas o éstas sean inferiores a 8.000 € anuales, podrán reducir su base imponible con las aportaciones realizadas por su cónyuge, con un límite de 1.000 € anuales.

 

Los contribuyentes minusválidos tienen un límite de aportación individual de 10.000 € anuales, aunque el techo de la aportación global junto a sus familiares es de 24.250 € anuales.

 

Los excesos de aportaciones que no se hayan podido reducir por insuficiencia de base imponible general, o porque excedan del límite porcentual del 30 %, se podrán trasladar a los cinco ejercicios siguientes, respetando en dichos años los mismos límites.

 

 

Tributación de prestaciones

Las prestaciones percibidas por los beneficiarios de planes de pensiones se integran en la base imponible general del IRPF y tienen la calificación fiscal de rendimientos de trabajo. No quedan sujetas al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

 

 

Régimen transitorio aplicable a las prestaciones

La reforma del IRPF de 2015 mantiene la reducción del 40 % a las prestaciones de planes de pensiones, mutualidades de previsión social y planes de previsión asegurados en forma de capital derivadas de aportaciones con más de dos años de antigüedad, para las aportaciones realizadas hasta 31 de diciembre de 2006. No obstante, se establecen límites temporales para su aplicación: 

 

Contingencias acaecidas a partir del 1 de enero de 2015, se podrá aplicar la reducción del 40 % cuando se solicite el cobro de la prestación en el mismo ejercicio en que acaezca la contingencia o en los dos siguientes. 

 

Contingencias acaecidas antes del 1 de enero de 2015, se distinguen dos supuestos: 

  • Contingencias acaecidas en los ejercicios 2011 a 2014, el régimen transitorio solo podrá ser de aplicación, en su caso, a las prestaciones percibidas hasta la finalización del octavo ejercicio siguiente a aquel en el que acaeció la contingencia correspondiente. 
  • Contingencias acaecidas en los ejercicios 2010 o anteriores, el régimen transitorio solo podrá ser de aplicación, en su caso, a las prestaciones percibidas hasta el 31 de diciembre de 2018. 

De este modo, la aplicación de la reducción del 40 % queda sujeta a un calendario que se resume de la siguiente manera:

 

  • Año 2008 o anterior: plazo máximo para el cobro el 31 de diciembre de 2018.
  • Año 2009: plazo máximo para el cobro hasta el 31 de diciembre de 2018.
  • Año 2010: plazo máximo para el cobro hasta el 31 de diciembre de 2018.
  • Año 2011: plazo máximo para el cobro hasta el 31 de diciembre de 2019.
  • Año 2012: plazo máximo para el cobro hasta el 31 de diciembre de 2020.
  • Año 2013: plazo máximo para el cobro hasta el 31 de diciembre de 2021.
  • Año 2014: plazo máximo para el cobro hasta el 31 de diciembre de 2022.
  • Año 2015 o posterior: plazo máximo para el cobro hasta el 31 de diciembre mismo ejercicio en que acaezca la contingencia + 2 años.

 

Nuevo supuesto de movilización de planes de pensiones

La reforma del IRPF de 2015 establece la posibilidad de disponer anticipadamente del importe de los derechos consolidados correspondientes a aportaciones con al menos diez años de antigüedad de determinados instrumentos de previsión social, incluidos los planes de pensiones. Respecto de los derechos consolidados existentes a 31 de diciembre de 2015, se permite la disposición a partir del 1 de enero de 2025.

Para Unicaja Banco S.A., titular de la página web, es importante  adaptarse a tus gustos y preferencias, para ello usamos cookies propias y de terceros, que recaban datos de conexión que pueden vincularse con tu usuario de registro y cuya finalidad es medir el volumen y la interacción de los usuarios en la página web, ayudar a mejorar el funcionamiento y los contenidos web, así como los servicios y productos ofrecidos elaborando perfiles de comportamiento, cuidando siempre de tu privacidad. Puedes elegir de manera  transparente la configuración que mejor se adapte a ti, sin que ello suponga ningún cambio en tu operatividad habitual.    

(solo te llevará unos minutos)